¡Bienvenido a Symbaroum!

20/04/2017 Noticias
¡Bienvenido a Symbaroum!

¡Bienvenido a Symbaroum! O, para ser precisos, bienvenido a la región que en tiempos remotos estaba gobernada por la civilización de Symbaroum; un imperio que, según todas las crónicas, contaba con grandes avances en arquitectura, espiritualidad, arte y enseñanza de la magia; una cultura que indudablemente sufrió una caída tan veloz como brutal.

El mundo de fantasía donde los personajes jugadores de un juego de rol viven tiene similitudes y diferencias respecto al nuestro. Las diferencias dependen del tipo de juego, pero en el mundo de Symbaroum encontrarás, por ejemplo, leyes de la naturaleza que hacen reales a la magia y las bendiciones de los dioses; criaturas como elfos, trolls y lindormas; un nivel de desarrollo que en muchos aspectos recuerda al final del Medievo europeo; y sociedades con rígidas jerarquías donde los débiles y los enfermos tienen dificultades para sobrevivir.

Pero hoy hemos querido centrarnos en uno de los aspectos por el que muchos nos han preguntado: el sistema de juego.


En Symbaroum los personajes se definen numéricamente por los valores asociados a sus ocho atributos: Ágil, Atento, Diestro, Discreto, Fuerte, Inteligente, Persuasivo y Tenaz.

Estos atributos equivalen al talento, aptitudes e intereses que el personaje ha desarrollado durante su vida y que van cubrir todas las situaciones que aparezcan en juego. A veces se emplean de forma activa cuando el personaje intenta hacer algo; otras veces se usan de forma reactiva para impedir la acción de un enemigo o evitar un peligro del entorno. Las tiradas siempre corren a cargo de los jugadores, ya sean activas (el personaje actúa sobre el mundo) o pasivas (el mundo actúa sobre el personaje). 

Una de las peculiaridades del sistema de juego es que el Director de juego no tira dados, sino que, dependiendo de la situación, aplica modificadores a los atributos de los personajes. El director de juego solo indica el atributo que debe utilizarse, así como los modificadores que se aplican (de haberlos).

Las tiradas de acción se realizan tirando un dado de veinte caras, conocido como D20. En el tipo más sencillo de tiradas, el éxito se alcanza obteniendo un valor en el dado igual o inferior al atributo del personaje. Sin embargo, lo más frecuente es que el valor del atributo sea modificado por el contrincante o por la dificultad del reto. Por ejemplo, si el personaje intenta alcanzar a alguien con su lanza, su atributo será modificado por la Defensa del objetivo; para abrir una cerradura, el atributo tendrá que restar (o sumar) la dificultad para forzarla. En ese último caso, corresponde al director de juego fijar el modificador, que suele ir desde +5 (muy fácil) a −5 (muy difícil). 

 

Esto es solo la base del sistema de juego, pero encontrarás muchas más reglas, especialmente en el capítulo de combate pero sin descuidar otros aspectos como las escenas sociales, la corrupción, los conflictos entre personajes y un buen número de reglas opcionales para que tus partidas tengan una interesante variedad de opciones. 

¡Symbaroum te llama a la aventura! Explora el inmenso bosque de Davokar en busca de fama, fortuna y conocimientos perdidos. 

Últimas noticias

Con apenas un mes desde su publicación ¿Alguien ha probado este juego? ha tenido una acogida espectacular, que, aunque fuera de esperar  —dado el éxito que tiene fuera de nuestro país— siempre es una alegría al presentar un nuevo juego a jugadores...
¿Qué sería un superhéroe sin villanos a los que combatir y de los que proteger a los demás? Tal como Batman tiene al Joker, Daredevil tiene a Kingpin y los Cuatro Fantásticos tienen al Doctor Muerte, los héroes y personajes de la ficción que crees...
Continuamos el repaso a la creación de personajes en El Resurgir del Dragón que comenzamos en la primera parte de este artículo. Ya hemos decidido el concepto de nuestro personaje, su raza y clase. Vamos a terminarlo.
.