Vindusan, una metrópolis descomunal, cosmopolita y hermosa

Vindusan es una metrópolis descomunal, cosmopolita y hermosa, que se extiende sobre la costa de la laguna Minmara y el islote de sus aguas. Un oasis de civilización en medio del desierto, es un punto de encuentro para incontables razas y mercancías, así como la primera y más orgullosa de todas las ciudades nacidas tras el fin del dominio de los Peregrinos.

Su crecimiento a lo largo de los siglos ha ocurrido de manera organizada y cuidadosa, ya que buena parte de la ciudad está construida sobre la laguna. Solo los barrios más recientes, nacidos durante el siglo anterior con la llegada de habitantes del desierto, presentan un plano más irregular y variopinto.

El río Pardo nace en las montañas Kiralizor y discurre por todo el norte de los Baldíos de  Shabana hasta formar la laguna Minmara. Y allí, junto al lugar donde el cauce del río lanza sus aguas a la laguna, escorada al lado oeste, se encuentra la gran (y única) isla que forma el centro de la ciudad de Vindusan.

Se encuentra conectada al continente mediante cuatro largos puentes de piedra cuidadosamente construidos por arquitectos élficos y fórmigos durante los primeros días de la ciudad y que forman también uno de los elementos más importantes en la defensa de la ciudad. Aunque el agua del río Pardo es dulce, como la inmensa mayoría del agua en Voldor, esta se vuelve salada al alcanzar la laguna Minmara, formando la fuente de sal más grande e importante de todo el continente y siendo el origen de toda la prosperidad y riqueza de Vindusan.

VINDUSAN_MOCKUP.jpg

Esta extraña conversión del agua se debe a que su lecho es una descomunal salmuera gracias a las antiguas manipulaciones de terraformación de los Peregrinos, que transmite su salobridad al agua cuando las corrientes del río la golpean en su entrada a la laguna. Para poder disponer de agua dulce en la ciudad, los constructores edificaron cuatro canales que cruzan la ciudad de forma paralela entre sí y de norte a sur, abasteciendo a sus habitantes a través de un complejo sistema de acueductos que recogen el agua de la entrada del río antes de que se vuelva salada. Estos canales son cruzados por numerosos puentes a lo largo de toda la ciudad, y aunque no están pensados para ser navegables, sino para suministrar el agua a las distintas estructuras hidráulicas de la ciudad (como el alcantarillado), en ocasiones pueden usarse pequeños barcos para desplazarse rápidamente.

La desembocadura del río a la laguna es una de las piezas principales de la ciudad y, por eso, un grupo de geomantes expertos la estudia mantiene y modifica continuamente para asegurarse de que en todo momento el agua fluye apropiadamente, sin rebasar los acueductos ni los puentes, y permitiendo así a las embarcaciones más grandes alcanzar el puerto de la ciudad o retomar el río en dirección norte sin problemas de calado.

La ciudad de Vindusan se encuentra dividida en siete distritos diferentes producto de su estructura urbanística y de la tradición de sus habitantes, aunque el origen de los mismos es puramente cultural.

Alrededor de la laguna Minmara existe una miríada de pequeños pueblos distribuidos por la costa, normalmente junto a las salinas costeras. Allí se generan estanques artificiales donde se evapora el agua de la laguna para obtener la sal que contiene. Estas salinas siempre pertenecen a alguna de las Cien Casas, y sus trabajadores y guardias, que pueden llegar fácilmente al centenar, forman el núcleo de los habitantes de los pueblos aledaños. Estos se encuentran en todo momento bajo la atenta supervisión de la Guardia Azor, que pueden desplazarse hasta allí con extraordinaria velocidad, aunque muchos supervisores prefieren a sus propios soldados privados (e incluso pequeñas fortificaciones) para proteger la preciada sal de las bandas de saqueadores.

La Ciudad de Vindusan El resurgir del Dragón Nosolorol

Además, para evitar tener que rodear la laguna por los caminos, los pueblos más grandes y alejados de la ciudad tienen pequeños embarcaderos con balsas cortas de vela con las que navegar hasta Dekas directamente. Unos viajeros que deseen acortar el viaje o ahorrarse el cruzar
las murallas de Vindusan pueden negociar transporte en uno de estos barcos, aunque por el camino serán inspeccionados por las embarcaciones de patrulla de la guardia Azor.

Vindusan es una ciudad llena de vida. Ya que los elfos no tienen la misma necesidad de dormir que el resto de razas de Voldor, los zocos, salones de juego, baños, casas de té, talleres y salones de música están abiertos durante prácticamente todo el día y toda la noche, lo que facilita también la vida de  las demás razas, sean de hábitos diurnos o nocturnos. El único momento donde la ciudad suele detenerse es al mediodía, cuando Avor se encuentra en lo alto y la temperatura es la más alta de toda la jornada, momento más frecuente para que los Banjora realicen sus horas de trance y los fórmigos se  retiren a la sombra. No obstante, otras razas como los venheli o algunos dracónidos suelen disfrutar de esas horas de sol, ocasionando que las calles nunca estén completamente vacías

¿Quieres conseguir antes que nadie el número 3 de la revista Pioneros de Voldor? Solo podrás encontrarla tras las puertas de La Ciudad de Vindusan, el nuevo suplemento para el juego de rol de fantasía épica El Resurgir del Dragón.

Reservar La Ciudad de Vindusan


Desde el 8 al 31 de julio
podrás reservar tu ejemplar de La Ciudad de Vindusan y conseguir de manera anticipada el nuevo número de la revista dedicada al juego organizado: Pioneros de Voldor.

24/07/2019 Nosolorol Ediciones https://www.nosolorol.com/img/nosolorol-ediciones-logo-14727449041.jpg https://www.nosolorol.com/
Nosolorol Ediciones https://www.nosolorol.com/img/nosolorol-ediciones-logo-14727449041.jpg https://www.nosolorol.com/

Noticias relacionadas

Últimas noticias

Descubre más detalles sobre uno de los rasgos más narrativos y flexibles de Dune: Aventuras en el Imperio: las motivaciones.
Las tiendas especializadas son un engranaje imprescindible en nuestra forma de ocio.
El Legado del Extinguido recoge las principales aventuras de la primera temporada de juego para El Resurgir del Dragón