Rol y Feminism

Un juego de rol es un juego de interpretación en el que actúas como si fueras otra persona. Quizá interpretes a un músico o un personaje de película, al angelito o demonio de dibujos animados que hay sobre el hombro de otro personaje o cualquier otro papel que se te ocurra.

A quién o qué retrates variará ampliamente de un juego a otro. Es un poco como improvisar una obra de teatro, novela o película con tus amigos. En los juegos de rol, sin embargo, no hay público: la vara de medir de la calidad de una partida es si habéis pasado un buen rato o si os ha dado que pensar.

Todos los juegos de #Feminism incluyen instrucciones de cómo jugar y qué hacer en cada momento. Hemos hecho todo lo posible para que sean claras, pero el mundo es muy grande y nuestros autores vienen de diversas tradiciones de juego, igual que ocurrirá con nuestros jugadores. Si tenéis dudas, utilizad el sentido común para dar coherencia a la partida y que el grupo siga jugando.

Dinámica de grupo y facilitadores

En un buen grupo de juego hay espacio para todo el mundo. Mientras juegues, no olvides dar buenas oportunidades de escena a los demás jugadores. No acapares la atención. Siguiendo las reglas del teatro de improvisación, intenta decir «sí y además» a las tramas y temas que los demás jugadores introduzcan en las escenas: desarrolla lo que digan en vez de contradecirlo. Esto hará que la acción dramática no se detenga y puede llevar al grupo por caminos nuevos, divertidos e inesperados.

Los juegos de esta colección pueden tener una de estas dos configuraciones:

Juegos con facilitador

Un facilitador o director de juego es la persona que se lee el juego con antelación, reúne a los participantes y los materiales necesarios y guía a los jugadores a través de la partida. A veces también da comienzo a las escenas con una breve descripción («Aatish y Judith están sentados a la mesa de la cocina tras una larga noche robando coches…») y les pone fin diciendo «Corten». Solo unos pocos juegos de este libro requieren facilitador.

Juegos sin facilitador

Que un juego no requiera facilitador o sea «sin director» suele implicar que las tareas que este suele hacer han de repartirse entre todos los demás jugadores, que asumen una responsabilidad grupal sobre la partida. La mayoría de los juegos de este libro son sin director.

Si habéis elegido un juego sin director, uno o varios jugadores tendrán que leérselo. Pueden hacerlo en silencio, dejando que cada persona ojee las instrucciones, o en voz alta. Si vais a leer en voz alta, resulta más agradable compartir la responsabilidad y que cada uno lea un párrafo y pase el texto al siguiente hasta que hayáis escuchado todos los preparativos.

Hay un par de juegos que tienen sorpresas que los jugadores no deberían conocer de antemano. Decidid entre vosotros si dejáis que las sorpresas sean sorpresas o si es mejor que alguien lea las instrucciones para saber lo que está por venir.

Preparación del juego

Reúne a los participantes en un lugar adecuado. Aunque algunos de los juegos de este libro se pueden jugar en público, la mayoría funcionarán mejor en una habitación con puerta y, quizá, unas cuantas sillas. Si es necesario, preparad un espacio acorde a las instrucciones del juego que hayáis elegido.

Puede haber grupos a los que les guste concentrarse con un pequeño calentamiento. Esto puede consistir en alguna actividad física en grupo que os haga mover el esqueleto, en cantar a coro, en alguna canción de campamento que os haga moveros o en cualquier otra actividad que se os ocurra para romper el hielo.

Disfruta…

Jugar a un juego de #Feminism es como disfrutar de una experiencia cultural (feminista) de cualquier otro medio, como un libro, una película o una obra de teatro. Puede ser hilarante, dramático o tener una narrativa que te lleve por un trepidante viaje emocional. Puede que rías, llores o se te ocurran pensamientos muy profundos. Sea cual sea tu reacción, disfruta: cuenta estas historias con tanto arte como puedas. En el momento en que entras en la sala para jugar, la partida es tuya. Juega como quieras y sácale todo el jugo.

… pero tómatelo en serio

Algunos de estos juegos abordan temas difíciles como la violencia de género, la violación y las relaciones abusivas. Dales a estas cuestiones el respeto que se merecen y no rehúyas los temas espinosos. No los despaches con una risita, sumérgete en ellos y acéptalos.

Puestas en común

Tras la partida, es posible que los miembros del grupo quieran hablar sobre cómo se sienten, los problemas que hayan podido surgir durante el juego y las ideas que se les hayan ocurrido. Nosotras lo recomendamos encarecidamente. Es un momento excelente para empezar a procesar tus sentimientos sobre la experiencia de juego con los demás jugadores. Por lo general, cuanto más intensa sea la partida, más esencial resulta la puesta en común.


Las mejores puestas en común…

… son breves: que la gente que se tenga que ir se vaya. Los que quieran seguir con la conversación pueden hacerlo.

… se hacen entre todos: todo el mundo tiene espacio y oportunidad de participar, hagan uso de ello o no.

… acaban en positivo: hasta los juegos más duros tienen elementos positivos sobre los que reflexionar.

Recomendamos dejar esto para el final para que los jugadores se vayan de la partida con buen sabor de boca.

¿Estás listo para #Feminism?

Noticias relacionadas

Últimas noticias

Una de las principales luchas del feminismo es hacer visibles a las mujeres, en todos los ámbitos de la sociedad. Seguro que conoces a Gary Gygax, John Wick. Sandy Petersen y otros renombrados autores ¿pero cuantas autoras de juegos de rol conoces?
En Fate, los aspectos tienen dos objetivos principales: te dicen lo que es importante sobre el juego y te ayudan a decidir cuándo utilizar las mecánicas del juego.
Vuelve a estar disponible en tiendas la edición de bolsillo de Vampiro 20.º Aniversario. Todo el contenido del manual en un formato económico y fácilmente transportable.
.