Jugando a La novia de Barbazul

¿Por qué tomarte la molestia de reunir a unos amigos cuando puedes leer una historia de fantasmas o volver a ver tu peli de terror favorita? Los juegos de rol te permiten explorar el horror de forma directa y crear una historia terrorífica con tus amigos.

El horror que transmite una película es pasivo porque la historia que cuenta es una ficción pasiva que no se adapta a tus miedos. Es más, a menudo es posible adivinar la dirección de una película o una historia y saber cómo va a terminar.

En cambio, La novia de Barbazul tiene un final que solo tú y tus amigos podéis descubrir. Las historias de terror nacen de las pesadillas y los viejos miedos y se alimentan de la oscuridad enterrada en lo profundo de nuestra psique. La novia de Barbazul da aliento, nutre y hace crecer la parte sombría y retorcida de la imaginación que apenas ejercitamos a la luz del día.

La novia de Barbazul Nosolorol

Este juego te permitirá dar voz a tu oscuridad interior. Es posible que te sorprendas por lo que allí vas a encontrar, así como por las revelaciones de tus compañeros de juego. La sensación puede ser tan liberadora como terrorífica. Y si puedes asustarte a ti mismo, podrás asustar al resto de jugadores.

Recuerda que no estás leyendo un cuento: tú determinas el destino de la Novia, una joven mujer que llega a su nuevo hogar. Al tomar decisiones por ella asumes tanto el papel de la audiencia como el de autor de la historia, observando y reaccionando a medida que se desarrolla el horror a tu alrededor.

Jugar a La novia de Barbazul es una experiencia memorable. No hay ninguna película o historia de fantasmas capaz de igualar el tipo de experiencias que pueden crearse en grupo, susurrando en la oscuridad y tirando dados en momentos de terrible incertidumbre.

Hay algunas cosas que debéis considerar antes de tomar aliento y adentraros en la encantadora oscuridad en la que se juega a La novia de Barbazul:

Antes de comenzar debéis decidir qué tipo de experiencia esperáis de La novia de Barbazul y acordar si es una buena opción para jugar unas horas. En este juego el objetivo no es solo asustar o atemorizar a los personajes que interpretáis, sino asustaros a vosotros mismos, los jugadores.

Este tipo de partida requiere un nivel mínimo de compromiso. De igual modo que no irías vestido de payaso a un funeral, tampoco deberíais jugar a un juego de terror si preferís uno sobre superhéroes.

La novia de Barbazul está diseñado para forzar los límites de la oscuridad de nuestra mente y ejercitar esa retorcida imaginación que todos tenemos, pero eso abre la posibilidad de que algunas personas se sientan abrumadas o perturbadas por el contenido de la partida. La violencia contra las mujeres y la impotencia para obrar con libertad son dos ejemplos de temas recurrentes que vuestro grupo podría no estar de humor para explorar.
Hemos incluido algunas herramientas (como la tarjeta X) para ayudar a superar los contenidos más duros que puedan surgir sin estropear por ello la partida, pero puede que este no sea el juego adecuado para tu grupo en este momento (y no pasa nada).

La novia de Barbazul no fue diseñado para complacer a todo el mundo, por lo que las preferencias de los jugadores son muy importantes para el éxito de la partida. Eso no quiere decir que no sea un juego divertido, ¡muy al contrario! Explorar vuestros temores desde la comodidad del hogar y en compañía de personas que os importan puede ser una experiencia completamente enriquecedora y gratificante.

10/07/2019 Nosolorol Ediciones https://www.nosolorol.com/img/nosolorol-ediciones-logo-14727449041.jpg https://www.nosolorol.com/
Nosolorol Ediciones https://www.nosolorol.com/img/nosolorol-ediciones-logo-14727449041.jpg https://www.nosolorol.com/

Noticias relacionadas

Últimas noticias

Acabamos el año con la última lista de jornadas y eventos entre los que se encuentra una de las citas más importantes: Rolea 2019
Fragmentos Final Cut ya se encuentra disponible en tu tienda preferida y en nuestra página web.
Una tierra de naturaleza extrema y tradiciones antiguas.