Tierras de Fuego y Oro: La verdad sobre Ifri

Tierras de Fuego y Oro contiene un extenso material jugable sobre una nueva tierra llena de secretos y maravillas para el universo de juego de 7º Mar, el juego de rol de espadachines, piratas, intrigas, exploración y aventuras.

Pero los théanos ignoran muchos aspectos de estas tierras. Estas son las ideas más comúnmente equivocadas sobre Ifri.

Un continente, no una nación

Ifri es mucho más grande que Théah. Tanto es así que dentro de su masa continental podrían caber con facilidad el Nuevo Mundo y Théah enteros. Su tierra incluye casi todos los biomas terrestres conocidos y está habitada por muchas criaturas exóticas y únicas. Nadie necesita salir del continente para ir en busca de aventuras y, en cambio, cualquiera puede pasar toda una vida viviendo emocionantes viajes dentro de las Tierras de Fuego y Oro.

De la misma manera, es un error pensar en Ifri como un país con un grupo homogéneo de personas. De hecho, ni siquiera hay consenso en llamar «Ifri» al continente, solo es la denominación más común los ifricanos.

Pares de Théah en cultura y tecnología

Ifri no está poblada por culturas supersticiosas de la edad de piedra. Las culturas y costumbres pueden ser diferentes, pero los pueblos del continente no son ingenuos, simples ni estúpidos. El hecho de que un ifricano se siente en un taburete bajo, o prefiera el suelo en lugar de sillas ricamente talladas, o coma alimentos de un plato comunitario usando nada más que sus manos, no significa que sea menos o más primitivo que su homólogo théano, simplemente es diferente.

Certeza, no fe

A diferencia de Théah, Ifri tiene el lujo de saber, con certeza absoluta, que los dioses existen. A la gente de las Tierras de Fuego y Oro no necesitan venderles fe. En una tierra donde una manifestación divina puede habitar y hablar a través de un huésped, y el Diablo realmente camina entre las sombras, los hechos reemplazan la fe. Para la mayoría de los ifricanos, un théano es una criatura más mítica que los jok o los ori, y de alguna manera más extraña. Una ifricana puede salir por la puerta principal de su casa y ver pasar espíritus y manifestaciones de lo sobrenatural. No solo cree en la vida después de la muerte, sino que la experimenta al comunicarse con sus antepasados, que murieron hace mucho tiempo.

Bonsam y los jok

Bonsam, una fuerza del mal tan poderosa que merece ser llamada «el Diablo», gobierna mediante el débil rey de Mbey a la sombra del otrora gran reino. Bonsam busca apropiarse del orgullo, la identidad cultural y la fuerza de la gente de Ifri para gobernar sus tierras sentado en un trono hecho de cráneos y sufrimiento.

Los jok y sus agentes se interponen en el camino de Bonsam. Los jok siempre han buscado hombres y mujeres destinados a grandes cosas y han hecho todo lo posible para hacerlos ascender. Siempre trabajan en secreto, dándole un empujón en la dirección correcta a aquellos que creen que pueden hacer un cambio para mejor en el mundo. Pero ¿quiénes o qué son los jok? ¿Seres místicos similares a los de Avalon? ¿Los últimos restos de los syrne?

Buitres del norte

En Ifri hay otra plaga que no es autóctona, una que vino a través del océano del norte de Théah. Buscando beneficiarse de la agitación social y política, la Compañía Comercial Atabeana ha hecho más daño en la última década que Bonsam en un siglo. La organización hace todo lo posible para doblegar a los grandes reinos y meterse en sus sistemas políticos. 

Esclavitud mercantil

Ifri no es inmune a la esclavitud, y esta existe en todas sus viles formas. La esclavitud más común en Ifri nació como un producto de la guerra. Los enemigos y civiles capturados o derrotados se ven obligados a trabajar durante un tiempo como esclavos.

Esclavitud prendaria

Un esclavo de este tipo se considera propiedad de su dueño o amo. Lo cosechan y venden como propiedad, y lo usan de la manera que su dueño considere conveniente. Los amos adquieren un esclavo de la misma manera en que lo harían con un esclavo mercantil, pero su destino es terrible, y su propia existencia depende de los caprichos de su amo. Un esclavo prendario no tiene ninguna esperanza de libertad, y sus hijos heredan su estatus.

Las Tierras de Fuego y Oro son un lugar diferente

Estos son algunas de las cuestiones más importantes que los théanos suelen ignorar o confundir cuando hablan o piensan en Ifri. Pero no hay mejor manera que conocer estas nuevas verdades viajando. ¡Embárcate en una gran aventura y pon rumbo a Ifri, las Tierras de Fuego y Oro!

20/02/2024 Nosolorol Ediciones https://www.nosolorol.com/img/nosolorol-ediciones-logo-14727449041.jpg https://www.nosolorol.com/
Nosolorol Ediciones https://www.nosolorol.com/img/nosolorol-ediciones-logo-14727449041.jpg https://www.nosolorol.com/

Noticias relacionadas