Jugando con niños (I)

Noticias
Jugando con niños (I)

Todavía quedan unos días para que comience el colegio y los más pequeños aún disfrutan de mucho tiempo libre hasta que los deberes y las actividades extraescolares se apoderen de sus no tan pequeñas agendas. Jugarcon ellos siempre es divertido pero al final utilizas los mismos juegos una y otra vez. Te proponemos una actividad juego que puedes usar tantas veces como te permita tu imaginación: La Torre de Rudesindus.

La Torre de Rudesindus es un juego de interpretación para dos o más jugadores a partir de 10 años. Los jugadores encarnan unos pequeños diablillos llamados lutines que residen en una torre mágica junto al gran mago Rudesindus, un señor de barba blanca y algo olvidadizo; no es un mal tipo pero siempre está de aquí por allá y muchas veces le reclaman fuera de la torre.

Esta torre es muy grande y se mantiene con magia, pero cuando el gran Rudesindus se marcha encarga las tareas de mantenimiento a los lutines que allí viven ¿Fácil? No creas, las tareas cotidianas como regar las plantas, ordenar la correspondencia, abrillantar al Espejo Adulador, preparar la cena o encender la chimenea pueden resultar colosales para seres tan pequeños.

Cada uno de los lutines tiene unas tareas domésticas que han de cumplir por obligación, puesto que estos minúsculos seres guardan un contrato de 13 años al servicio de Rudesindus.

El contrato del lutín con el mago indica su (falso) nombre, su descripción a través de adjetivos positivos y negativos, el dominio (tipo de magia en el que destaca), las tres artes en las que sobresale y las tres tareas domésticas que está obligado a realizar por contrato, le guste o no. Además se indica la recompensa por realizar esas pesadas labores durante tantos años y, en definitiva, lo que mejor puede definir al lutín.

En La Torre de Rudesindus, como todo lugar mágico que se precie, hay ciertas normas que incluso los traviesos y revoltosos lutines han de respetar. El Amo de la Torre es quien vela por su cumplimiento y castiga severamente a quienes decidan hacer caso omiso de ellas.

La vida de un lutín al servicio de un mago como Rudesindus conlleva cierto grado de incertidumbre, riesgo y peligro. Tranquilo, uno se acostumbra a esquivar las plantas carnívoras, negociar con brujas o romper los viales que proporcionan vigoroso pelo en los nudillos de la mana.

Este juego utiliza un sistema basado en tres dados de seis. Cuando un personaje (sea un lutín o un habitante de la Torre) desea realizar alguna acción complicada, bien sea por dificultosa o porque entraña consecuencias negativas si se falla, debe realizarse una tirada de dados.

El lutín implicado o el Amo de la Torre, según corresponda, lanza los tres dados y se quedará con el resultado intermedio, es decir, aquel que no es ni el más alto ni el más bajo. Si el resultado iguala o supera la Dificultad establecida por el Amo de la Torre, entonces la acción tiene éxito. Pero, ¿Cómo sabe El Amo de la Torre qué dificultad establecer para una acción? Rudesindus ha dispuesto esta tabla para que le sirva de guía:

Tabla de Dificultades

  • 2: Cualquiera puede hacerlo

  • 3: Fácil incluso para un lutín

  • 4: Lo normal en estos casos

  • 5: La cosa se complica demasiado

  • 6: Solo los lutines con suerte lo consiguen

  • 7: Un lutín no puede hacerlo... normalmente

  • 8: Mejor será que lo olvides

Habrás observado que hay dificultades por encima de seis cuando realmente un dado de seis caras solo puede obtener resultados entre 1 y 6, y eso se debe a que existen maneras de mejorar tus posibilidades de éxito. Los lutines con adjetivos y artes apropiados encontrarán más fácil resolver ciertas acciones, ¡a no ser que se trate de un adjetivo negativo, que dificultará sus esfuerzos! Si el personaje tiene un adjetivo positivo apropiado para la acción que está realizando, entonces puede escoger el dado mayor como resultado en lugar del intermedio. En caso de que el personaje tenga dos adjetivos positivos que puedan aplicarse simultáneamente, entonces repite la tirada del dado menor y después elige el dado con el resultado mayor y viceversa, si el personaje tiene un adjetivo negativo apropiado escogerá el resultado menor. En caso de que tenga dos adjetivos negativos que puedan aplicarse simultáneamente, entonces repetirá la tirada del dado mayor y elegirá el dado con el resultado menor.

Como ves se trata de un juego con infinitas posibilidades en un mundo lleno de magia donde los niños potencian su imaginación interpretando a estos pequeños seres.

02/09/2016 Nosolorol Ediciones https://www.nosolorol.com/img/nosolorol-ediciones-logo-14727449041.jpg https://www.nosolorol.com/
Nosolorol Ediciones https://www.nosolorol.com/img/nosolorol-ediciones-logo-14727449041.jpg https://www.nosolorol.com/

Últimas noticias

El nuevo suplemento para el juego demoníaco medieval describe nuevos reinos y recursos para el juego.
Este siglo XVIII es más oscuro y esconde muchos más secretos de los que podrías imaginar.
El Mecenazgo de Villa y Corte crece con las aportaciones de las tiendas