Raza, género y el hecho de ser «diferente»

19/05/2017 Noticias
Raza, género y el hecho de ser «diferente»

Sombras Urbanas no es el primer juego que cuenta este tipo de historias —relatos de ciudades y de los monstruos que las habitan—; también puedes encontrarlas en taquillazos de cine, series de televisión y novelas cutres de bolsillo que se pueden comprar en cualquier hipermercado. Sorprenden y deleitan al público con la promesa de algo oscuro y provocador, un vistazo entre los depravados colmillos del monstruoso deseo.

Y, sin embargo, para lo subversivos que se supone que son, resultan ser increíblemente normativos. Una chica que caza vampiros que se convence de que el chico vampiro no es tan malo. Un mago que vive en los límites de la sociedad que se da cuenta de que sus amigos son una especie de familia. Un licántropo que consigue dominar por fin a su bestia al enamorarse de la mujer adecuada. Demonios que caen muertos a manos de los justos; inocentes que escapan a un terrible destino. Lo de siempre.

Casi todas estas historias (que empapelan las carteleras y se venden al por mayor) tratan sobre gente de raza blanca. ¿No es raro? Sobre todo teniendo en cuenta que la fantasía urbana, como género, versa sobre una parte de la sociedad humana (los entornos urbanos densos) saturada de diversidad. La cultura de nuestras ciudades no pertenece a las normas; es producto de activistas homosexuales, raperos y grafiteros, feministas de toda raza y credo, e inmigrantes de todas partes del globo. La historia de las ciudades es justo la historia de ese tipo de personas. Los raros. Los soñadores. Los diferentes.

Las divisiones que separan los grupos sociales de Sombras Urbanas son una metáfora de este tipo de contenido. Vuestros personajes viven en la intersección de distintas identidades, tanto mortales como sobrenaturales, y tienen que batallar con el significado que le dan a cada una de ellas. Algunas de esas identidades se alinean en Facciones (Mortalidad, Noche, Poder, Velo), divisiones dentro de la ciudad que trazan líneas invisibles entre los distintos grupos sociales; otras son tan «normales» como la raza, el género o la orientación sexual.

sombras_urbanas_web_n_1.jpg

Aquí tienes algunas ideas para dar prioridad a este tipo de contenido en vuestra historia:

  • Interpreta a un personaje de raza, género u orientación sexual distintos a los tuyos. Tampoco eres un mago ni un vampiro en la realidad. Confiamos en ti.
  • Establece elementos que tu personaje haya heredado culturalmente. ¿Cómo se prepara tu vampiro para beber sangre? ¿Quién le enseñó magia a tu mago? ¿A qué iglesia ibas de niño?
  • Recuerda que tus amigos y tú tenéis unos orígenes que se extienden a antes de esta historia. Preguntaos unos a otros por la historia de vuestras familias, por vuestro estado como inmigrantes, por vuestro pasado.
  • Lleva a tu personaje a las fronteras entre grupos sociales. Explora lo que significa amar a alguien a quien tu comunidad odia o violar alguna norma de tu tribu, mortal o sobrenatural. Intenta vivir con las tensiones que implican unas normas sociales imperfectas.
  • Esforzaos por hacer que el elenco de personajes sea diverso. Cuando describáis a otros residentes de la ciudad que no sean vuestros personajes, incluid miembros de comunidades variadas. Haced que algunos personajes celebren la diversidad, pero utilizad a otros para recordaros que el racismo, el sexismo, la homofobia y la intolerancia son fuerzas activas dentro de la ciudad.

No os preocupéis si vuestros personajes son demasiado diferentes unos de otros: las mecánicas de Sombras Urbanas los empujarán constantemente a reunirse. Tendréis Deudas con miembros de otras Facciones (razones por las que tendréis que cruzar fronteras para lidiar con los problemas de vuestros compañeros) y relaciones que desafíen las costumbres de vuestra tribu, mortal o sobrenatural. Conforme vaya avanzando la partida, también desarrollaréis lealtades que os harán cuestionaros los límites de vuestra identidad.

Podréis incluso uniros a una comunidad completamente diferente a la que tuvierais al principio.

Pero las mecánicas del juego también os recordarán que no sois iguales. Hay diferencias entre vampiros y magos, fantasmas y oráculos, cazadores y hadas. Diferencias que no son tan fáciles de superar. Viejas rencillas. Viejos odios. Viejos miedos. Historia.

Y en eso es en lo que consisten las ciudades: diferencias y límites, diversidad y exclusión. Todas las comunidades son completamente independientes, pero necesitan desesperadamente lo que las demás tienen que ofrecer. Caos en las fronteras. Las ciudades son el tira y afloja del progreso, caóticas y violentas donde menos problemas esperas, bellas y conmovedoras en los lugares más oscuros. Este es el mundo que vuestros personajes explorarán juntos cuando juguéis a Sombras Urbanas.

Noticias relacionadas

Últimas noticias

Aunque ya queda poco para poner punto y final a un año más aún quedan muchos, muchísimos eventos llenos de aventuras, terror, fantasía, acción y, en definitiva, rol. Descubre en esta lista muchos de los eventos que tendrán lugar en este mes pero...
En Buscaduendes, el juego de rol, no solo hay Brujas y Magos, también hay rumores e historias sobre una ciudad secreta donde viven duendes salvajes. Cuentan las leyendas que en esa ciudad no hay más ley que la de los duendes. Ni un mago ni una...
Ven a Venture City, un mundo de superpoderes, empresas codiciosas y despiadadas bandas de matones. Aquí todo está a la venta y los precios no siempre están claros para todos. Allá donde mires hay superhéroes: desde los que están patrocinados (y...
.