Jugar a Forbidden Lands

Noticias Forbidden Lands OSR Fantasía
Jugar a Forbidden Lands

Puedes empezar a jugar a Forbidden Lands en un santiamén. La directora debería familiarizarse tanto con el Manual del Jugador como con el Manual de la Directora, pero a los jugadores les basta con familiarizarse con lo básico del Manual del Jugador.

Visita las Tierras Prohibidas

Lo primero es crear tu personaje. Coge una ficha de personaje y sigue las instrucciones del capítulo 2 del Manual del Jugador. Decide con tus amigos en qué lugar del mapa queréis que empiece la partida. Un buen punto de partida es Pueblo Hueco, un escenario de aventuras que se describe en el Manual de la Directora. Guiados por la directora, elegid qué símbolo de pueblo del mapa debería representar Pueblo Hueco en vuestra campaña. Otra opción es empezar la partida en medio de la naturaleza, quizás ya de camino a unas atractivas ruinas que se divisan en la lejanía…

Cuando hayas completado estos dos pasos, ¡ya puedes empezar a jugar!

Una sesión de juego típica

Las sesiones de juego de Forbidden Lands pueden variar de una a otra, pero esta es la secuencia de acontecimientos más común. Junto a tu grupo, tendréis que:

  • Coger el mapa, las fichas de personaje, los dados y las cartas (si las estáis usando).
  • Hacer un resumen de la sesión anterior
  • Interpretar a tu personaje. Vive su vida y actúa como si se tratase de una persona real, ¡pero también juega con audacia y rompe los límites de tu personaje! Hay que dar por terminada la sesión cuando resulte adecuado.
  • Acabar con un resumen de la sesión. Debatid entre todos qué acciones merecen puntos de experiencia. Decide si quieres cambiar tu relación con los demás personajes y si quieres cambiar el secreto oscuro de tu personaje.

Una sesión de juego típica dura 3-4 horas. Las partidas de 5 horas o más se deberían dividir en dos partes con un descanso: cada parte corta cuenta como una sesión de juego distinta.

Tiradas de dados

En el juego hay un total de dieciséis habilidades, y cada habilidad está vinculada con una de las cuatro características: Fortaleza, Destreza, Intelecto y Empatía. Algunas habilidades son Pelea, Perspicacia, Artesanía, Curación o Resistencia.

Cuando realizas una acción, primero describes lo que hace o dice tu personaje. Luego coges tantos dados de seis caras como nivel de habilidad tengas más tu puntuación actual en la característica vinculada a esa habilidad. Si tienes algún tipo de equipo que pueda resultar útil, también obtendrás dados extra de ahí.

Entonces tiras todos los dados a la vez.

Los seises son éxitos

Para realizar con éxito tu acción, debes sacar al menos un seis. A los seises se les llama éxitos y aparecen marcados en las reglas con el símbolo de dos espadas cruzadas. En algunos casos puedes conseguir efectos adicionales si sacas más símbolos de espadas cruzadas, pero eso ya se especifica en cada habilidad.

Los unos te desgastan

Los unos pueden perjudicarte: significan que sufres daño, agotamiento, miedo o que tu arma queda dañada. Los unos no tienen ningún efecto cuando tiras por primera vez, solo si decides forzar la tirada (lo cual se explica a continuación). A los unos se les llama pifias y aparecen marcados con el símbolo de una calavera.

Distintos colores

El que un determinado dado que hayas tirado proceda de una característica, una habilidad o un objeto puede ser importante. Por esa razón, deberías usar dados de tres colores diferentes. Los dados de característica se llaman dados de base, los dados de las habilidades se llaman dados de habilidad y los dados del equipo se llaman dados de equipo o dados de arma (específicamente para las armas).

Dados específicos

Hay un set de dados específicos para Forbidden Lands. Estos dados tienen grabados directamente los símbolos necesarios. Cada set contiene nueve D6, cuatro de los cuales son dados de base (blancos); tres, dados de habilidad (granate) y dos dados de arma (negros), junto con un D8, un D10 y un D12 (cuyo uso se explica más adelante).

Puedes jugar a Forbidden Lands con uno de estos sets de dados, pero quizá te resulte más fácil tener dos o incluso tres.

Tiradas sin habilidad

Si no tienes la habilidad necesaria para la acción que quieres llevar a cabo, puedes tirar de todas formas: simplemente, tira tus dados de base y los dados de equipo pertinentes.

El arte de fallar

Si no sacas ningún éxito, algo sale mal. Por alguna razón, no has conseguido tu objetivo. Puedes explicar libremente por qué con ayuda de la directora. Puede incluso que ella haga que la tirada fallida tenga más consecuencias para que la historia avance de manera dramática.

El fracaso no debe detener la historia por completo. Aun cuando falles, debe haber un camino hacia adelante; quizá conlleve tiempo, riesgo o plata, pero será un camino de todas formas. La directora tiene la última palabra sobre las consecuencias del fracaso en cada situación.

Pero si realmente deseas tener éxito, aún te queda un último recurso: forzar la tirada.

Forzar la tirada

Si estás desesperado por superar una tirada de dados, puedes decidir forzarla. Eso significa que coges todos los dados en los que no hayas sacado ni un éxito ni una pifia y los vuelves a tirar. Con esto dispones de una nueva oportunidad de obtener éxitos (el símbolo de espadas cruzadas).

No puedes elegir qué dados volver a tirar. Cuando fuerzas una tirada, debes tirar todos los dados en los que no hayas sacado símbolos.

Visita las Tierras Prohibidas

24/08/2020 Nosolorol Ediciones https://www.nosolorol.com/img/nosolorol-ediciones-logo-14727449041.jpg https://www.nosolorol.com/
Nosolorol Ediciones https://www.nosolorol.com/img/nosolorol-ediciones-logo-14727449041.jpg https://www.nosolorol.com/

Noticias relacionadas

Últimas noticias

Ya disponemos de los datos de las tiendas colaboradoras y podemos ofrecer las cifras definitivas del mecenazgo. ¡Y traemos buenas noticias!
Tu apoyo a la campaña original nos invita a compartir contigo que estamos trabajando en la publicación de Tambores de Guerra.
Para un Despertado la magia no conoce límites… y muy pronto podrás llevarla contigo a cualquier parte.