La Magia en el Siglo de Oro

Antonio Polo, autor de Villa y Corte, nos avanza algunos detalles sobre el uso y los efectos de las artes mágicas en el universo demoníaco del Siglo de Oro.

Si hay algo que distingue a Aquelarre de otros juegos de rol de temática parecida es su sistema de magia, basado en hechizos extraídos de grimorios históricos de época medieval (o que se suponen de época medieval). Por eso, cuando tuvimos que encarar la magia en Villa y Corte, teníamos muy claro que también debía beber de las fuentes originales de la época, un momento histórico particularmente fecundo en libros de magia y demonología, manuales para exorcistas y procesos inquisitoriales, y que fueran estas obras las que marcaran la dirección hacia la que debíamos dirigirnos.

Participa en el mecenazgo de Villa y Corte

En lo tocante a mecánica, el sistema de magia de Villa y Corte es prácticamente idéntico al de Aquelarre: tiradas de IRR, hechizos divididos en vis, ungüentos, pociones, talismanes, etc. Pero como se suele decir, en los detalles está el demonio. Y ahí es precisamente donde hemos desplegado toda la ambientación que nos ofrece el siglo XVII. Aunque en la tercera edición de Aquelarre ya se realizaron cambios en los nombres de los hechizos para que sonaran más evocadores y cercanos a la ambientación, en Villa y Corte hemos continuado con esa tendencia y hemos añadido nombres extraídos de bibliografía de la época (Agüero, Ligamen, Arte notoria, Rueda del venerable Beda, etc.). Y es precisamente gracias a la bibliografía como hemos añadido un par de cambios menores, pero fundamentales, en el uso de la magia en el juego, pues añaden una mayor versatilidad y disponibilidad a los hechizos que conoce un practicante de la magia.

Para empezar, hay determinados efectos mágicos que se repiten con mucha asiduidad en las fuentes históricas de la época, como los filtros amorosos, la lectura del futuro o la ciencia infusa, pero cuyos hechizos son de una diversidad pasmosa tanto en su uso como en los componentes que utilizan. Para poder reflejar eso en el juego, Villa y Corte presenta las variantes de hechizo, formas diferentes de utilizar determinados conjuros: maleficios que pueden transformarse en pociones, talismanes convertidos en maleficios, componentes que cambian por completo, hechizos más potentes de lo habitual, etc.

El segundo cambio atañe precisamente a los componentes de los hechizos, pues es habitual encontrar en la bibliografía de la época, especialmente en las farragosas actas de los procesos inquisitoriales, largas listas de ingredientes mágicos con los usos para los que los destinaban brujas y magos, tan variados como extensos, y que nos han servido en Villa y Corte para idear un sistema de componentes alternativos que permita a los usuarios de la magia utilizar diferentes ingredientes en sus hechizos. De esta forma, si queremos crear un Bebedizo de sueños y no disponemos de polvo de amatista, cabe la posibilidad de cambiarlo por agua de azahar o por el ojo de un murciélago, sin perder por ello un ápice de su poder.

Gracias a estos pequeños cambios, Villa y Corte sigue utilizando el mismo sistema de hechizos que ha hecho famoso a Aquelarre, pero con una mayor variedad y versatilidad, sin apartarnos en ningún momento de la sugerente ambientación en la que se basa.

Antonio Polo
Mayo 2021

Participa en el mecenazgo de Villa y Corte

Antonio Polo empieza a colaborar en la década de los 2000 en diferentes suplementos de Aquelarre (como Al Andalus o Grimorio), y en 2003 publica su primer suplemento para Aquelarre, Descriptio Cordubae. Colabora en algunos suplementos del juego de rol del Capitán Alatriste y crea un fanzine digital dedicado al juego (Los Papeles del Alférez Balboa), lo que le lleva a coescribir a medias con Ricard Ibáñez el suplemento Las aventuras del capitán Alatriste (publicado de forma digital en 2013). En 2011, junto a Ricard Ibáñez de nuevo, escribe la tercera edición (denominada «la definitiva») de Aquelarre (traducida al inglés en Estados Unidos por Nocturnal Games y Chaosium, y en breve también al italiano). Desde entonces ha sido scriptor del manual básico de Aquelarre, revisor y corrector de buena parte de las obras de la misma línea y ha escrito el suplemento Decameron. También ha traducido de forma profesional diversos suplementos de Pathfinder, Starfinder, El Anillo Único y 7º Mar.

24/05/2021 Nosolorol Ediciones https://www.nosolorol.com/img/nosolorol-ediciones-logo-14727449041.jpg https://www.nosolorol.com/
Nosolorol Ediciones https://www.nosolorol.com/img/nosolorol-ediciones-logo-14727449041.jpg https://www.nosolorol.com/

Noticias relacionadas

Últimas noticias

Los Mentat son entrenados para procesar información como auténticas computadoras humanas.
Comienza el prepedido de Panicovisión un suplemento de aventuras para Fragmentos
Continuamos con el quinto artículo de la serie de diarios de diseño de Mahō Shōjo, por su autor Rubén Saldaña