¿Qué es un Troll?

Los trolls son una de las especies más adaptables de todo Immoren. Descubre en la noticia rolera de hoy cómo son e inclúyelos en tus partidas de Iron Kingdoms

Los enormes y adaptables trolls constituyen una especie notable de humanoides principalmente carnívoros que se encuentran en Caen. Un peligro para los seres inteligentes desde los días de la historia antigua, se encuentran entre las criaturas más poderosas y mortales que hay en la naturaleza, y los encuentros con alguno de ellos no deben tomarse a la ligera. Ni siquiera los troloides, sus primos lejanos, pueden garantizar que un encuentro con trolls purasangre vaya a terminar bien: estos no suelen cazar troloides con el mismo entusiasmo que tienen por otras razas, pero en caso de necesidad, la carne es carne. Un troloide debe tener cuidado al interactuar con un troll auténtico para evitar enojarlo, aunque ambas razas han logrado establecer relaciones mutuamente beneficiosas a lo largo de la historia. A menudo los trolls purasangre hablan una forma limitada de molgur-trul y este lenguaje compartido permite que los troloides cuidadosos se comuniquen con sus primos.

Eres lo que comes.

El tono de la piel de un troll está influido por su dieta y entorno y, por lo general, varía del azul profundo al azul verdoso. Los trolls carecen de pelo, y en su lugar tienen púas que brotan de su piel, la mayoría de las veces en la parte superior de la cabeza y bajo la zona superior de la columna vertebral. Los machos tienen protuberancias calcificadas en forma de roca en la cara que se vuelven más pronunciadas con la edad, y algunas de las razas más grandes exhiben parches similares en los hombros, la espalda y los brazos.

Curiosamente, la dieta de un troll puede provocar una alteración fundamental en su fisiología tras varias generaciones. Los trolls son criaturas adaptables por naturaleza, pero esta adaptación puede acelerarse según aquello de lo que se alimentan. Aunque la carne constituye su alimento preferido, un troll hambriento come cualquier cosa que pueda meterse en la boca. Incluso sustancias tóxicas como el petróleo crudo y materia no digerible como el metal y la piedra pueden formar parte de su régimen. El consumo de estas sustancias ha dado lugar a numerosos subtipos de trolls purasangre, como el troll incandescente, que escupe fuego, y el troll magmático, tachonado de metal.

Grandes y agresivos.

El tamaño y la ferocidad parecen ir de la mano entre los trolls: cuanto más grandes, también son más feroces. La ferocidad del troll terrible supera con creces la de las razas más pequeñas y los lentos gigantes conocidos como reyes de la montaña son aún peores. Sin embargo, este aumento de la brutalidad parece traer aparejada una capacidad mental disminuida. Se llegó a pensar que los trolls terribles eran demasiado agresivos y estúpidos para que los troloides se les acercaran, y los reyes de las montañas fueron encerrados una vez para evitar que destruyeran o devoraran a las demás criaturas de Immoren.

Don de la regeneración.

Los trolls auténticos se encuentran entre las criaturas más resistentes de todo Immoren. Su tremenda capacidad regenerativa les permite ignorar heridas que matarían a otras criaturas y, con una cantidad adecuada de comida y tiempo, pueden recuperar toda su vitalidad tras sufrir una herida grave. Esta regeneración también prolonga de manera considerable su esperanza de vida. Algunos trolls terribles tienen varios cientos de años y muestran pocos signos de decadencia de su fuerza o ferocidad.

Los cuerpos de los trolls pueden sanar heridas horrendas, hasta el punto de que no hay que desechar las extremidades amputadas. De una mano o un pie cortados a un troll volverá a crecer todo el cuerpo (cabeza, torso y extremidades), que luego se verá obligado a arrastrar una parte del cuerpo dramáticamente desproporcionada. Conocidos como cachorros, estos descendientes deformados y degenerados a menudo siguen el camino del troll que los engendró, lo que sirve como testimonio de los numerosos combates a los que se ha enfrentado la criatura más grande. Los cachorros son criaturas ingenuas que se contentan con ir tras los trolls más grandes con la esperanza de alimentarse de las sobras que queden. Abandonados a su suerte, huirán de cualquier fuente de peligro. Dependen por completo de los trolls purasangre para defenderlos, a pesar de que sus progenitores tienen la costumbre de convertirlos en comida rápida.

¿Deseas saber más? Tienes toda la información en Monstruonomicón, suplemento para Iron Kingdoms compatible con tus juegos 5E como El Resurgir del Dragón

03/07/2024 Nosolorol Ediciones https://www.nosolorol.com/img/nosolorol-ediciones-logo-14727449041.jpg https://www.nosolorol.com/
Nosolorol Ediciones https://www.nosolorol.com/img/nosolorol-ediciones-logo-14727449041.jpg https://www.nosolorol.com/

Noticias relacionadas

Últimas noticias

Los Heraldos en Wraith: El Olvido son uno de los Gremios más importantes de la ambientación.
Hasta el 15 de julio, consigue Malkingrís, El Gato y el Ratón, La Tumba de Tiberesh y ¡Preparadas!, juntos con un 5 % de descuento
Finalizamos la Era del Dragón y damos paso a la Era del Valor con grandes descuentos en toda la línea El Resurgir del Dragón